SOA: Información por pais Print


Estas hojas sobre los países de la Escuela de las Americas (SOA, por sus siglas en inglés) son meditaciones breves sobre la violencia que la Escuela de las Americas apoya y que sus graduados perpetraron. Originalmente eran parte del paquete organizador para Clausurarla Rápidamente, un ayuno internacional en el que participaron más de 1000 personas, grupos y organizaciones. Actualmente Nicaragua esta ausente de esta serie. Nicaragua interrumpió sus entrenamientos en la Escuela de las Americas en 1978, cuando los Sandinistas llegaron al poder. No fue sino hasta el año 2001, cuando la Escuela de las Americas cambió su nombre a Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en la Seguridad, que Nicaragua reanudó su entrenamiento en la Escuela de las Americas. Miles de soldados de la Guardia Nacional de Somoza se entrenaron en Panamá. Muchos de esta fuerza de seguridad represiva formaron la columna vertebral de los Contras y emprendieron una guerra en contra de su propia gente.

Argentina - Bolivia - Brasil - Chile - Colombia - El Salvador - Guatemala - Haiti - Honduras - Mexico - Paraguay & Uruguay - Per? -



Argentina

“Cuál fue el propósito detrás de la tortura y de la desaparición? De dónde vienen los perpetradores de la tortura y del genocidio? De dónde proviene todo? Proviene del llamado líder mundial de la democracia, los Estados Unidos. Los Estados Unidos entrenaron a más de 60.000 individuos en la Escuela de las Americas y [otras] academias militares.” -- Adolfo Pérez Esquivel, ganador del Premio Nobel de la Paz, quien estuvo en prisión y fue torturado por 14 meses en Argentina.

De 1976 a 1983 Argentina viví un periodo conocido como la Guerra Sucia, una época caracterizada por golpes militares, tortura y desapariciones. Dos de los más destacados dictadores: Roberto Viola (Marzo-Diciembre 1981) y Leopoldo Galtieri (Diciembre 1981-Junio 1982) fueron graduados de la Escuela de las Americas.

Un tribunal civil sentenció a Viola a 17 años por sus crímenes de 1985, pero fue puesto en libertad luego de cumplir sólo 4 años como resultado de la presión militar. En su juicio Galtieri fue absuelto de sus cargos de cometer crímenes en contra de los Argentinos, pero luego fue condenado en 1986 por incompetencia. Fue dejado en libertad luego de cumplir sólo una pequeña porción de su condena, de nuevo como resultado de la presión militar.

Según Nunca Más, una joven testificó que luego de haber sido detenida durante meses con los ojos vendados y sometida a la tortura, a ella y a otras en su grupo se les permitió lavarse, en preparación para la visita del General Galtieri al centro de detención? Galtieri le preguntó? si sabía quién era el y si ella entendía que el tenía poder absoluto sobre ella. “Si yo digo que vivas, vives, y si digo que mueras, mueres. Da la casualidad que tienes el mismo nombre cristiano que mi hija, por lo tanto vives”

Después de la guerra, la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas comenzó a reunir testimonios sobre las atrocidades que habían ocurrido. Desafortunadamente, el texto completo de los testimonios ha sido archivado por el gobierno argentino y no esta disponible al público. Sin embargo, una lista extraída de los testimonios menciona a 7 graduados de la Escuela de las Americas, incluyendo al jefe de un centro de detención clandestino.


Al arriba


Bolivia

En Bolivia y a lo largo de Latinoamérica muchos en las Fuerzas Armadas están involucrados en el tráfico de drogas- ¿de que otro modo podrían darse el lujo de vivir en mansiones con sirvientes, de manejar coches caros y de salir de vacaciones a Estados Unidos o a Europa? Luis Espinal, sacerdote católico de la orden jesuita y profesor de la Universidad de la Paz. En 1979, cuando investigaba la participación de la dictadura militar de Bolivia en el tráfico de drogas, fue secuestrado y torturado, y su cuerpo fue arrojado al costado de un camino cerca de La Paz. Doscientas mil personas asistieron a su funeral.

El 17 de julio de 1980, el General García Meza Tejada llevó a cabo el más notorio y sangriento golpe de estado en Bolivia al asaltar directamente el Palacio Nacional y forzar al presidente a renunciar. Su mano derecha era un graduado de la SOA, Luis Arce Gómez, quien estuvo a cargo de reunir una fuerza paramilitar para derrocar al gobierno. Arce Gómez luego se convirtió en el Ministro del Interior, y otro graduado de la SOA, Alberto Sáenz Klinsky fue también miembro del gabinete. Otros siete graduados de la SOA estaban implicados en el golpe, seis de los cuales fueron condenados por crímenes que comprendían desde la emisión de decretos inconstitucionales hasta la insurrección armada y el homicidio. Arce Gómez fue condenado en 1989 en Miami a 30 años en prisión por tráfico de drogas.

Otro fuerte partidario del golpe de García Meza fue el graduado de la SOA General Hugo Banzer, quien había sido dictador desde 1971 hasta 1978. Fue conocido por el “Plan Banzer” para silenciar a los miembros de la Iglesia que hablaban abiertamente. El “Plan Banzer” se convirtió? en un programa de acción para la represión a lo largo de Latinoamérica. Banzer también fue conocido por proteger al criminal de guerra Nazi Klaus Barbie, “El Carnicero de Lyon”, y por sus conexiones con grupos de narcotráfico. En 1988 Banzer fue escogido para el "Salón de la Fama" de la Escuela de las Americas.

A muchos otros graduados bolivianos de la SOA se les ha atribuido conexiones con el tráfico de drogas e inclusive con el de armas. En una serie de casos de finales de los 80 y principios de los 90, seis graduados de la SOA fueron juzgados por sus vínculos con los círculos de la droga dentro de las fuerzas armadas. En un caso aparte, un graduado de la SOA de alto rango fue destituido como jefe de las Fuerzas Especiales de Seguridad del Ministerio del Interior luego de haber sido acusado de encubrir el narcotráfico.


Al arriba


Brasil

La marca de la SOA esta grabada en las mentes y en los cuerpos y en las historias de las familias de los torturados, asesinados y desaparecidos. -De una carta del grupo brasileño de derechos humanos Tortura Nunca Más, que hace un llamado a cerrar la SOA y esta firmada por 142 grupos brasileños de derechos humanos, organizaciones de mujeres, asociaciones de abogados, grupos religiosos, sindicatos y partidos políticos.

En 1997, el grupo brasileño de derechos humanos Tortura Nunca Más, revisó su documentación sobre abusos de derechos humanos, incluyendo documentos del proyecto Brasil Nunca Más, asi como también expedientes de la corte pertinentes. Concluyeron que 20 graduados de la SOA y 2 instructores de la SOA estaban conectados con la represión y los abusos de derechos humanos, incluyendo encarcelamientos falsos y torturas por métodos tales como la picana eléctrica, la asfixia y la inyección del “suero de la verdad.”

Brasil tiene una de las campañas anti SOA más activas de Latinoamérica. Los miembros de Tortura Nunca Más, como también otros grupos religiosos y políticos, han organizado una serie de protestas y de eventos con los medios de comunicación para pedirle al gobierno brasileño que deje de enviar estudiantes a la SOA.

Al arriba


Chile

“Bajo un cielo arenoso y gris, en el corazón del distrito comercial del centro, sólo a unas cuadras del sitio del sangriento golpe militar de 1973 de Pinochet, camine al lado de una manifestación organizada por las Familias de los Detenidos-Desaparecidos. Los manifestantes, en su mayoría mujeres, llevaban fotos de sus seres queridos con carteles que decían, “Dónde están?” Mientras marchaban, gritaban su apoyo al juez español que intenta hacer que Pinochet sea juzgado. también pedían terminar con la impunidad.” - Padre Stephen De Mott, Misionero de Maryknoll.

El golpe de estado de 1973 y sus consecuencias sangrientas fueron en gran medida la responsabilidad de graduados de la SOA. Los abogados españoles que presentaron los cargos que resultaron en el arresto de Pinochet de 1998, también solicitaron el procesamiento de otros 30 funcionarios de alto rango de la dictadura de Pinochet. Diez de ellos son graduados de la SOA. Aunque Pinochet no fue un graduado de la SOA, se le tiene en alta estima en la SOA. En 1991, los visitantes podían ver una nota de Pinochet y una espada de ceremonias donada por “l, expuesta en la oficina del comandante de la SOA.

Entre los graduados de la SOA citados en el caso del tribunal español, se encuentran los ex jefes de la policía secreta de la CNI y de la DINA, los oficiales que torturaron y asesinaron a un funcionario de la ONU, y aquellos que participaron en el asalto a la residencia del presidente Salvador Allende. Uno de los responsables de la muerte del funcionario de la ONU era un instructor de la SOA en 1987. Otros graduados de la SOA han sido citados por operar los campos de concentración para prisioneros políticos Villa Grimaldi, Tres Álamos y Cuatro Álamos.

Otro graduado de la SOA, Armando Fernández Larios, participó en el notorio asesinato del ex Ministro de Defensa chileno Prats, quien fue asesinado en un coche bomba en Argentina. también fue procesado en 1979 por un gran jurado de los Estados Unidos, por estar involucrado en la explosión del coche bomba que mató al ex Ministro de Relaciones Exteriores Orlando Letelier y al ciudadano americano Ronni Moffit en Washington D.C. en 1976.

Al arriba


Colombia

"Vi a este grupo de soldados, disparando sus rifles, acercándose por adelante y mientras pasaban delante de mi, empezaron a golpearme con las culatas de sus armas y las puntas de sus botas. Sostuve con fuerza mi cámara, todavía corriendo, hasta que el golpe de una culata de rifle rompió” el equipo de la cámara... Recuerdo que un soldado con una máscara de gas me levantó” y que un colega de otro programa de noticias se me acercó”. Le di el cassette y le dije, “guarda el material, mi amigo.” Esa noche, todos vieron aquellas imágenes mientras me recuperaba en un hospital con el hígado perforado y mis testículos destrozados por los golpes. Un año después estaba buscando asilo político en los Estados Unidos debido a las amenazas.” “- Periodista colombiano Richard Vélez, al describir el tratamiento que le dieron las tropas comandadas por un graduado de la SOA.

Colombia ha enviado más tropas a entrenarse a la SOA que cualquier otro país latinoamericano, con resultados estremecedores. El informe de derechos humanos de 1993, Terrorismo de Estado en Colombia, cita a 247 funcionarios colombianos por violaciones a los derechos humanos. La mitad de aquellos citados eran graduados de la SOA. Algunos incluso fueron destacados como oradores invitados de la SOA o como instructores, o incluidos en el "Salón de la Fama" luego de su intervención en tales crímenes. Por ejemplo, el General Farouk Yanine Díaz fue orador invitado en la escuela en 1990 y 1991, después de su participación en la masacre de 20 trabajadores bananeros en 1988 en Uraba, en el asesinato del intendente de Sabana de Torres, y en la masacre de 19 comerciantes. Según un informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos, también fue acusado de “establecer y expandir escuadrones paramilitares de la muerte, as” como también de ordenar docenas de desapariciones y el asesinato de jueces y de personal de la corte enviados a investigar delitos previos.”

Se ha vinculado a los graduados de la SOA con algunas de las más horrendas masacres colombianas, incluyendo la masacre de Segovia de 1988, en la cual se asesinaron 43 personas, las masacres de Trujillo con sierras eléctricas, que tuvo lugar entre 1988 y 1991, y la masacre de Riofrío en 1993. En una instancia la legislatura colombiana afirma que un oficial militar fue enviado a la SOA para evitar tener que contestar preguntas sobre la masacre de una familia campesina en Fusagauga.

Los partidarios de la SOA han alegado que estos abusos son cosas del pasado. Sin embargo, el informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos de 1998 informa que la vigésima brigada militar fue disuelta por estar involucrada en abusos de derechos humanos, incluyendo el asesinato deliberado de civiles. El comandante de aquella brigada era el graduado de la SOA Paucelino Latorre Gamoa. El informe también vincula a graduados de la SOA con una redada ilegal en las oficinas de un grupo no gubernamental de derechos humanos e implica a un graduado de la SOA por su complicidad en una masacre de 1997. Claramente, los abusos no son cosas del pasado.

Al arriba


El Salvador

“Los soldados del Batallón Atlacatl llegaron a las siete de la mañana. Dijeron que tenían la orden de matar a todo el mundo. Nadie tenía que quedar vivo. Encerraron a las mujeres en las casas y a los hombres en la iglesia. Éramos 1 100 en total. Los niños estaban con las mujeres. Nos dejaron encerrados toda la mañana. A las diez los soldados empezaron a matar a los hombres que estaban en la iglesia. Primero los ametrallaron, después los degollaron.

“A las dos de la tarde habían terminado con los hombres y vinieron por las mujeres. Dejaron a los niños encerrados. Me separaron de mi hija de ocho meses y de mi hijo mayor. Nos llevaron para matarnos. Al llegar al lugar donde nos iban a matar, pude deslizarme y esconderme bajo unos arbustos, tapándome con las ramas. Vi cómo los soldados alineaban a veinte mujeres y las ametrallaban. después trajeron otro grupo. Otra ráfaga de balas. Y otro grupo. Y otro.

“Mataron a mis cuatro hijos, el de nueve años, el de seis años, el de tres años y mi hijita de ocho meses. también mataron a mi esposo. Pas” siete días y noches, sola en el monte, sin comida ni bebida. No pude encontrar a nadie. Los habían matado a todos. Dios permita” que viva para poder testimoniar de cómo el ejército mató” hombres y mujeres y cómo quemaron sus cuerpos. No los vi matar a los niños pero o” sus gritos.” “- Testimonio de Rufina Amaya, “único testigo de la matanza de El Mozote, en El Salvador, donde hay por lo menos nueve egresados de SOA implicados.

En 1993, el informe del Comité” de la Verdad de Naciones Unidas nombra a los oficiales responsables de las peores atrocidades cometidas durante la brutal guerra civil del país. Más de los dos tercios de los oficiales mencionados habían sido entrenados en la Escuela de las Americas (SOA).
Dichos crímenes incluyen:

  • Asesinato del Arzobispo Oscar Romero (1980)

  • Matanza de cuatro feligresas de EEUU (1980)

  • Masacre de El Mozote (1980) “ más de 900 muertos.

  • Asesinato de lideres obreros en el Hotel Sheraton (1981)

  • Masacre del Lago Suchitlan (1983) - 117 muertos

  • Masacre de Los Llanitos (1984) - 68 muertos

  • Masacre de San Sebastian (1988) - 10 muertos>

  • Masacre de la Universidad de Centro América (1989) - 8 muertos.



Al arriba


Guatemala

“Somos sobrevivientes de la política de genocidio practicada por oficiales guatemaltecos entrenados y indoctrinados en la SOA para exterminar cobardemente a sus propios hermanos y hermanas. Hemos sufrido esa triste “poca en carne propia en los años 80 durante el amargo holocausto soportado por los indígenas mayas de Guatemala. Por eso compartimos vuestra lucha y les rogamos encarecidamente que prosigan sus esfuerzos”“ -” Declaración de miembros de una comunidad de refugiados que ha vuelto a Guatemala.

Dos importantes informes sobre derechos humanos publicados recientemente incriminan a la SOA por su papel en el entrenamiento de los violadores de derechos humanos. El informe sobre Recuperación de la Memoria Histórica publicado por el Arzobispado de Guatemala constituye un catálogo espeluznante de las formas de violencia y su impacto sobre la sociedad guatemalteca. En dicho informe se destaca que egresados de SOA fueron responsables del asesinato de la antropóloga Myrna Mack, encubrieron el asesinato del ciudadano de EEUU, Michael Devine y la tortura y asesinato de Efraín Bamaca, esposo de la ciudadana estadounidense Jennifer Harbury.

El informe también afirma que el egresado de SOA, Benedicto Lucas García, organizó” los grupos conocidos por PAC que fueron responsables de algunas de las violaciones más horrendas de la guerra. Más aun, tres egresados de SOA eran oficiales superiores de la famosa agencia de inteligencia D-2, denunciada en ese informe por haber desempeñado “un papel central en el manejo de operaciones militares, en las masacres, en las ejecuciones extra-judiciales , en las desapariciones forzadas y en la tortura.” también se sabe que varios egresados de SOA tuvieron puestos clave en los gobiernos dictatoriales de Lucas García, Ríos Montt y Mejía Victores.

El informe del Comité Guatemalteco de la Verdad publicado en 1999 fue escrito por el Comité Independiente de Clarificación Histórica, establecido como parte de los acuerdos de paz. Si bien el Comité” no podía mencionar los nombres de los responsables de delitos específicos, menciona específicamente a SOA: “Algunos oficiales guatemaltecos y otros oficiales subalternos atendieron cursos básicos y avanzados de inteligencia y contraespionaje en la Escuela de las Américas que depende del Comando Sur del ejército de los EEUU. En esos cursos se usaron los manuales de entrenamiento de las escuelas estadounidenses. El Comité” de Clarificación Histórica pudo ver algunos de esos manuales escritos en español. Por ejemplo, el manual “Terrorismo y Guerrilla Urbana” especifica que “entre las funciones de los agentes de contraespionaje esta la de señalar los centros de contraespionaje que se deben neutralizar “ ejemplos de esos centros son funcionarios del gobierno y líderes políticos ““

En el mes de enero del año 2000, un egresado de SOA, el coronel Byron Disrael Lima Estrada, fue arrestado en Guatemala por el asesinato, en 1998 del obispo Juan Gerardi. Según un bosquejo biográfico hecho público por la Agencia de Inteligencia de la Defensa de EEUU, Lima Estrada siguió los cursos de entrenamiento de la policía militar en la Escuela de las Américas del ejército de los EEUU, ubicada ahora en Ft. Benning, GA. Lima Estrada llegó” a ser jefe de la infame agencia de inteligencia militar D-2 en el momento más intenso del genocidio durante la guerra civil de Guatemala.

Al arriba


Haiti

“La mayoría de la gente en el mundo ve a mi patria como un país de regimenes represivos, golpes de estado, pobreza y desesperanza. Es cierto que Haiti ha sufrido por la colonización de España, la de Francia, la ocupación de EEUU, las dictaduras apoyadas por los acaudalados y que ha pasado por períodos de represión brutal”. -” Marie M.B. Racine, Ph. D., mujer haitiana que vive en Washington, DC donde es miembro activo de la comunidad de solidaridad con los pueblos del Caribe y de América Central.

Haiti ha enviado pocos oficiales para ser entrenados por SOA, principalmente porque los cursos se dan en español. Menos de 50 oficiales haitianos han atendido dicha escuela desde su fundación pero su presencia se ha hecho sentir. En 1987, un egresado de SOA, Gambetta Hyppolite orden” a sus soldados que dispararan a la Oficina Electoral Provincial en Gonaives participando as” de una campaña del ejército para detener las elecciones democráticas. En 1988, el egresado de SOA Franck Romain organizó” la masacre de St. Jean Bosco en la que mataron a 12 prisioneros cuando asistían a misa, por lo menos 77 fueron heridos.

Oficiales y soldados haitianos también han sido entrenados en otros centros de EEUU. Se piensa por ejemplo que el general Raúl Cedras, Ministro de Defensa, y Michel Francois, Jefe de la policía de Puerto Príncipe son egresados de SOA. Sin embargo se graduaron en la Escuela de Infantería del ejército de EEUU también situada en Ft. Benning.

Al arriba


Honduras

“ La orden era de llevarse a todos: padres, abuelos, niños, mujeres, todos. Era muy raro que alguien sobreviviera después de haber sido detenido por mi batallón. Al principio se abandonaban los niños en el parque o en el mercado. Pero el General Álvarez Martínez dijo: “Estas semillas pueden florecer”. Tuvimos, pues que eliminar también a los niños.” - De un egresado de SOA que había sido miembro de un escuadrón de la muerte secreto en Honduras, el Batallón 3-16. El General Álvarez Martínez fue entrenado en la SOA. Cuatro de los cinco oficiales hondureños de alto rango que organizaron los escuadrones de la muerte en el Batallón 3-16, son egresados de SOA.

Por lo menos 19 importantes miembros del batallón hondureño 3-16 se graduaron en SOA. Asesores argentinos y estadounidenses colaboraron en la formación de ese batallón por el año 1980. Durante años operó” en secreto, hasta que unos ex-miembros revelaron las campañas clandestinas de secuestros, de torturas y de desapariciones. Varios miembros del batallón fueron entrenados en SOA en dos, tres y hasta cuatro oportunidades.

Los generales Gustavo Álvarez Martínez y Daniel Bali Castillo siguieron un curso de Operaciones Conjuntas en SOA en 1978, justo antes de formar el Batallón 3-16. El General Luis Alonso Discua, primer comandante del Batallón, tomo tres cursos en SOA. El General Juan López Gravilja, segundo comandante a principios de los años 80 tomo tres cursos en SOA; también fue el orador invitado en SOA en 1991 y 1992, mucho después que un informe de “Américas Watch” haya detallado su participación en los escuadrones de la muerte. El General Humberto Regalado Hernández tomo cuatro cursos en SOA. Fue Comandante de las Fuerzas Armadas Hondureñas a fines de los años 80 y, como tal, impidió que se investigara el Batallón. En 1988 se le incluyó” en la Galería de personajes famosos de SOA.

En 1982 miembros del Batallón raptaron a seis estudiantes universitarios; se los llevaron a la casa de un egresado de SOA, Amilcar Zelaya; varios testigos afirman que esa casa era una prisión clandestina donde se torturaba y se mataba; allá” fueron golpeados, encapuchados hasta la asfixia casi total y se les amenazó” de muerte. Fueron liberados cuando el padre de dos de los estudiantes, un funcionario del gobierno, intervino”. Diez oficiales militares fueron inculpados, cuatro de esos eran egresados de SOA.

Al arriba


México

El 22 de octubre del año 2003, en el Brownsville Herald se escribió”: “Los Zetas, asesinos a sueldo del Cartel del Golfo (drogas) es un grupo formado por 31 ex-soldados que habían pertenecido a una división de “lite del ejército mejicano “ el Grupo Especial de la Fuerza Móvil Aérea. Según consta en documentos de la Secretaría Mejicana de Defensa, por lo menos un tercio de los desertores de ese batallón habían sido entrenados en la Escuela de las Américas (SOA) en Fort Benning, Ga. Según la oficina del Ministerio de Justicia, los Zetas estuvieron implicados en docenas de tiroteos a lo largo de la frontera Texas-México. también se sospecha que participaron en el secuestro y la ejecución de varios agentes policiales en Matamoros y en el rescate de cuatro miembros del Cartel del Golfo.”

“La Escuela de las Américas (SOA) es parte de un proyecto que protege y defiende los intereses de las empresas estadounidenses en México a costa de los obreros y de los pueblos indígenas. El movimiento para cerrar la Escuela de las Américas es una importante expresión de solidaridad con el pueblo mejicano.” -” Eduardo Díaz, líder obrero mejicano.

Consistentemente, los países con los peores antecedentes en derechos humanos son los que han mandado el mayor número de alumnos a SOA en los momentos de mayor represión. Dado ese historial no es de extrañar que México sea hoy uno de los mejores clientes de SOA. En los primeros 49 años de la Escuela, México mandó” muy pocos estudiantes - 766 en total. Este número creció” abruptamente en el anio 1996; llegó” a los 333 estudiantes en 1997, 1177 en 1998 y casi 700 en 1999. Los defensores de SOA pretenden que ese entrenamiento es indispensable debido a la participación cada vez mayor de México en la “guerra a las drogas”. Esto es sólo una pantalla, la verdad es que en 1997, sólo un 10% de los estudiantes mejicanos siguieron cursos para combatir el tráfico de drogas. En 1999, ningún estudiante mejicano se inscribió” a ese tipo de cursos; sin embargo, 40 se anotaron para seguir cursos de entrenamiento en inteligencia militar.

El súbito crecimiento del número de egresados mejicanos corresponde al aumento de los movimientos en favor de la justicia económica en México. Las voces de los pobres y las expresiones en su favor “ como la del Obispo Ruiz de Chiapas “ amenazan a los ricos y a los poderosos. No es pues sorprendente, que los egresados de SOA se vuelquen en contra de la Iglesia. Un egresado de SOA, el General José” Rubén Rivas Peña escribió” un análisis de la situación en Chiapas y dice: “El Vaticano es la causa indirecta del conflicto en Chiapas con su rama infectada de la Teología de la Liberación.” Esta retórica es inquietantemente similar a la que se usaba en El Salvador antes del asesinato del Arzobispo Romero por egresados de SOA en 1980.

Los que se entrenan en SOA lo hacen para silenciar las voces de la justicia. Por lo menos 18 de los militares de alto nivel que han desempeñado un papel importante en las operaciones militares contra la población civil en Chiapas, Guerrero y Oaxaca son egresados de SOA. Uno de ellos, Juan López Ortiz, comandaba las tropas que, en 1994, cometieron la masacre de Ocosingo donde los soldados ataron las manos de los prisioneros en la espalda antes de dispararles en la cabeza.

Al arriba


Paraguay & Uruguay

“La misma carpeta, en la sección titulada “enseñanza en la Escuela de las Américas” contiene un manual que enseña a los “interrogadores” cómo mantener a las víctimas de los choques eléctricos vivas y disponibles. El manual recomienda humedecer la cabeza y el cuerpo de las víctimas con agua salada; se incluye un dibujo que explica la forma de llevar a cabo el “tratamiento”“ -” periodista Stella Calloni, describiendo el contenido de los “Archivos del Horror” paraguayo.

En 1992, Martín Almada, ex-prisionero político paraguayo, se presentó” en una estación de policía paraguaya acompañado por un juez para examinar su fichero policial. Se encontró” con miles de documentos que pormenorizaban secuestros, torturas y asesinatos de centenares de prisioneros políticos latinoamericanos durante los años 70. Los documentos contenían también detalles sobre la “Operación Cóndor”, un acuerdo secreto entre las fuerzas de seguridad de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. Esta conspiración permitía a esos gobiernos perseguir y asesinar a sus enemigos políticos más allá” de sus propias fronteras. Los documentos descubiertos por Almada son los que se conocen por “Archivos del Horror”.

Es sabido que la CIA apoyaba activamente la Operación Cóndor, por eso no es nada sorprendente que en los “Archivos del Horror” haya aparecido una carpeta con manuales de entrenamiento de la Escuela de las Américas. La carpeta tenía la etiqueta “confidencial” y contenía un manual para interrogatorios proveniente de Ft. Gulick (donde estaba anteriormente la Escuela de las Américas) as” como los documentos descritos anteriormente. Tampoco es sorprendente que egresados de SOA paraguayos, como Alejandro Fretes Davalos, fueran participantes activos en la Operación Cóndor. Más aun, el informe uruguayo “Nunca Más” menciona por lo menos a cuatro egresados de SOA que, como parte de la Operación Cóndor, participaron en el secuestro, interrogatorio y tortura de uruguayos residentes en Brasil.

Actualmente ni Paraguay ni Uruguay mandan militares a WHINSEC.

Al arriba


Perú

“Varios testigos declararon que, el 18 de julio de 1992, temprano por la mañana, unos 30 soldados encapuchados irrumpieron en los dormitorios de los estudiantes varones de La Cantuta y, con amenazas y golpes, sacaron a 60 jóvenes a los pasillos donde los obligaron a tirarse al suelo, boca abajo. Uno de los hombres armados, tenía una lista de nombres y mandó” apartar a algunos de los estudiantes. Aparentemente la lista había sido preparada por oficiales de la inteligencia militar que se habían infiltrado como estudiantes en la universidad”. -” Informe de “Human Rights Watch” donde se describe la “desaparición” de nueve estudiantes y un profesor.

Seis de los oficiales militares vinculados con las horribles desapariciones de Cantuta son egresados de SOA; tres de los cuales fueron condenados; uno de ellos es el egresado de SOA Vladimiro Lenin Montesinos Torres que dirige el escuadrón de la muerte “Colina”, parte del Servicio de Inteligencia Nacional del Perú (SIN). Cuatro oficiales peruanos afirman que Montesinos participó” activamente en torturarlos cuando planearon una tentativa de golpe de estado.

Los diplomados de SOA han cometido muchas atrocidades más en Perú, incluyendo, en 1985, la masacre de 69 campesinos en Accomarca, la masacre de Cayera, con 31 muertos, la de Lurichango donde murieron 120 presos, y, en 1993, cuando nueve presos fueron obligados a entrar en una mina abandonada que luego se hizo explotar a la dinamita.

Más recientemente se han relacionado varios egresados de SOA con el tráfico de drogas. Un grupo de trabajo del Congreso, dedicado a sustancias químicas, dirigido por el congresista peruano Julio Castro, ha recomendado que se investiguen las acusaciones que vinculan por lo menos 14 egresados de SOA con el tráfico de drogas.

Al arriba