Nuestras Razones

Razones para cerrar la Escuela de las Américas:

–        La Escuela de las Américas o la Whinsec no se han hecho cargo de investigar las violaciones a los derechos humanos que han cometido sus graduados.

–        La Escuela de las Américas o la Whinsec no se han hecho cargo de investigar a los militares instructores de la misma academia que prepararon manuales de torturas y formaron a miles de soldados latinoamericanos en materias contrarias a los derechos humanos. Muchos de ellos podrían seguir dando dudosa formación militar actualmente.

–        La Escuela de las Américas o la Whinsec no se ha hecho cargo de investigar a los instructores invitados los que en varias ocasiones han sido reconocidos violadores de los derechos humanos o potenciales infractores de la ley como por ejemplo el caso del coronel colombiano Álvaro Quijano y el mayor Wilmer Mora quienes el 2008 fueron arrestados y sometidos a juicio por colaborar con el narcotráfico. Quijano y Mora fueron “instructores” en la Escuela de las Américas durante los años 2003 y 2004, donde impartieron cursos relativos a Operaciones para el Mantenimiento de Paz y Democracia Sustentable.

–        La Escuela de las Américas o la Whinsec sigue recibiendo soldados de países en donde no se respetan los derechos humanos. Nos referimos fundamentalmente a Colombia que tiene el mayor número de estudiantes que llega cada año a la Whinsec pese a que muchos de sus militares han estado implicado en numerosos casos de masacres y abusos de derechos humanos contra la población civil. Eso contraviene el nuevo espíritu que dicen que tiene la nueva institución.

–        La Escuela de las Américas o la Whinsec al enseñar derechos humanos automáticamente los desvalidan ya que muchos derechos humanos Estados Unidos no los respeta al mismo tiempo que se opone al funcionamiento del Tribunal Penal Internacional. Basta recordar Guantánamo y Abu Grahib y las presiones por lograr inmunidad para los militares de Estados Unidos que operan en la región.

–        La Escuela de las Américas o la Whinsec miente también al decir que su meta “incluye fortalecer la democracia, inculcar el respeto por el imperio de la ley y el acatamiento de los derechos humanos”.  Muchos de sus políticos y militares se muestran hostiles al nacimiento de regimenes progresistas en América Latina. De hecho el 2002 apoyaron a los golpistas venezolanos que pretendieron destituir por la fuerza al Presidente Hugo Chávez. También hay fundadas sospechas que apoyan a grupos que trabajan por desestabilizar a los gobiernos de Cuba, Ecuador, Bolivia, entre otros.

–        La Escuela de las Américas o la Whinsec también sigue escondiendo los listados de los nuevos estudiantes. Los listados de los estudiantes actualmente son secretos. SOAW recibe todos los años, apelando a la enmienda constitucional de libertad de información, un documento con los listados oficiales de los soldados latinoamericanos que han asistido a la WHINSEC pero estos documentos oficiales vienen con los nombres de los estudiantes tachados. Esto impide realizar una supervisión del comportamiento de los graduados después de recibir estos cursos. Anteriormente, se conocías los nombres de los alumnos que asistían al instituto armado lo que permitió comprobar que muchos de sus graduados eran violadores de derechos humanos.

Algunos Casos:

1994: Los militares mexicanos Gastón Menchaca Arias, con curso de Operaciones de Guerra Irregular, y Miguel Leyva García, con curso de Comando y Estado Mayor, estarían involucrados en las acciones contra el levantamiento del EZLN en enero de 1994, en Chiapas. Desde 1994, Leyva García también se hizo “famoso” en informes sobre violaciones de los derechos humanos en el estado de Guerrero como comandante militar en acciones contra el Ejercito Popular Revolucionario. También el militar Edmundo Leyva se encuentra citado en el informe del PRODH sobre violaciones de los derechos humanos en Guerrero y Adrián Maldonado Ramírez fue destituido como comandante, un mes después de la masacre de Aguas Blancas, en 1995.

1997: Se señala al  capitán boliviano Filman Urzagaste Rodríguez, ex alumno de la Escuela de las Américas, como responsable del secuestro y tortura del director de la Asamblea Popular de Derechos Humanos de Bolivia, Waldo Albarracín. Sin embargo, pese a ello la Whinsec le abrió sus puertas, en 2002.

1998: El 26 de abril, agentes que se movían en la oscuridad, atraparon a monseñor Juan Gerardi a la entrada de su residencia, ejecutándolo. Con piedras le hundieron el cráneo. Gerardi era obispo auxiliar de la ciudad de Guatemala. Sus asesinos eran militares entrenados en los Estados Unidos.

2002: Entre los militares que encabezan el intento de golpe de estado contra el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, figura el general Efraín Vázquez graduado de la Escuela de las Américas.

2003: El del coronel salvadoreño Francisco del Cid, es sindicado como uno de los responsables de la matanza de 16 pobladores de Las Hojas, en El Salvador. Del Cid asistió en 1988 a la Escuela de las Américas y más tarde a la Whinsec.

2008: El coronel colombiano Álvaro Quijano y el mayor Wilmer Mora fueron arrestados y sometidos a juicio por colaborar con el narcotráfico. Quijano y Mora fueron “instructores” en la Escuela de las Américas durante los años 2003 y 2004, donde impartieron cursos relativos a Operaciones para el Mantenimiento de Paz y Democracia Sustentable.

2008: El Presidente de Colombia, Álvaro Uribe, da de baja a 27 militares, muchos de ellos graduados de la Escuela de las Américas, por su responsabilidad en el asesinato de 17 jóvenes los que “fueron reclutados supuestamente por el Ejército para después ser presentados como guerrilleros muertos en operaciones militares”.

2009: Es condenado el ex Presidente de Perú. Alberto Fujimori, a 25 años de cárcel por ser responsable de violaciones a los derechos humanos. Entre los casos en que se lo involucra esta el del asesinato de nueve estudiantes de La Cantuta y un profesor universitario, en 1992, y el caso de Barrios Altos, en 1991, donde fueron asesinadas 15 personas, incluido un niño de ocho años.  Los autores de estos crímenes pertenecían al Grupo Colina, un escuadrón creado por el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), cuya misión era eliminar físicamente a presuntos militantes de la izquierda armada. La agrupación estaba a cargo del jefe del SIN, Vladimiro Montesinos, militar entrenado en la Escuela de las Américas de Estados Unidos.

El ex agente de inteligencia peruano Ángel Sauñi Pomaya señala en su declaración judicial que: “Desde hace muchos años existen manuales de lucha contra subversiva donde se dice identificar, capturar y destruir al enemigo. Muchos oficiales se dicen ahora defensores de los derechos humanos, pero antes callaron. El curso de la Escuela de las Américas lo han hecho todos los oficiales y allí les enseñaban tácticas de guerra para destruir a las izquierdas de América Latina. Eso es uso y costumbre en el Ejército”, afirmó.

2009: Golpe de Estado en Honduras, dos de sus cabecillas, el Jefe del Estado Mayor Conjunto de Honduras, Romeo Vásquez y el Jefe de la Fuerza Aérea, General Luis Prince Suazo, son graduados de la Escuela de las Américas.

2012: En Chile, el ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Miguel Vázquez Plaza, sometió a proceso a ocho ex militares, 4 de ellos graduados de la Escuela de las Américas, como autores del homicidio del cantautor Víctor Jara, ejecutado con 44 impactos de bala, el 16 de septiembre de 1973, en el Estadio Chile.