• Narrow screen resolution
  • Wide screen resolution
  • Auto width resolution
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size
  • default color
  • red color
  • green color
Member Area

¡Presente!

Thursday
May 05th
¡Presente! Principal
La lucha de Patricia Isasa PDF Imprimir E-Mail
escrito por Marie Trigona   
 Patricia Isasa ha luchado por obtener justicia y transparencia desde hace más de 30 años. Patricia tenía 16 años cuando fue secuestrada en Julio de 1976 por un commando de la policía provincial. Luego fue llevada a uno de los 375 centros de detención y tortura clandestinos de la dictadura.
Durante la dictadura de la junta militar que gobernó a Argentina entre 1976 y 1983, unos 30.000 activistas fueron secuestrados y asesinados. Debido a la censura impuesta por el régimen militar, la mayoría de la población permaneció silenciosa durante la guerra sucia llevada a cabo por los militares en el país.

Patricia fue detenida por sus esfuerzos de organización como delegada de la Unión de Estudiantes Secundarios de la Provincia de Santa Fe. Permaneció recluida sin ser juzgada durante dos años y dos meses. Después de ser dejada en libertad en 1979, se dedico a reunir un dossier de denuncias con la intención de presentarlas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos que visitaría a Argentina en ese entonces. Poco después, fue secuestrada por segunda vez con otros treinta hombres y mujeres. La dejaron libre después de tres días pero fue una de los únicos cuatro sobrevivientes del grupo.

Desde 1997,y de manera exhaustiva, Patricia ha recolectado documentación para lograr poner detrás de rejas a los perpetradores. Sin embargo, las leyes de punto final y amnistía decretadas a comienzos de los ‘90 impidieron cualquier posibilidad de llevar con éxito ante los tribunales a los ex líderes militares por sus crímenes contra los derechos humanos. El año pasado, la Corte Suprema derogó las leyes de amnistía que protegían a los antiguos militares que sirvieron bajo la dictadura. En una entrevista reciente con Patricia, ella se refirió a los desarrollos recientes de su caso, así como a la esperanza de obtener verdad y justicia.

Cómo comenzaste la investigación sobre los responsables de tu detención y tortura? Me secuestraron en 1976. Entre los 16 y los 19, permanecí recluida en los centros de detención clandestinos de la dictadura. Cuando me detuvieron tomé una serie de decisiones: decidí que quería sobrevivir, que tenía que vivir para contar lo que había soportado y que iba a continuar siendo la misma de siempre, así estuviera en un centro de detención. Traté de averiguar quién más estaba allí. A pesar de que nos tenían encapuchados, vendados, encadenados y pésimamente alimentados, todos nos preocupamos de saber dónde estábamos. A pesar de la situación, intentábamos identificar a los funcionarios militares así como quiénes estaban en las celdas contiguas. Esto nos servía para reconstruir lo que nos estaba pasando. Así comenzó mi pesquisa. La investigación de documentos la commence en 1997.

Me he documentado muy bien, cuento con miles de documentos. Cuando terminé, había identificado los centros clandestinos donde mis compañeros y yo habíamos sido detenidos. Localicé los centros de exterminio y los centros de tortura. Conseguí los nombres y apellidos de los represores. Logré construir un mapa de la represión sufrida. Unos militares tenían a su cargo secuestrar y torturar, otros la interrogación y otros se hacían cargo de supervisar el funcionamiento del centro de detención (tenían que administrar todo aquello). Cuento con una lista de todas las personas desaparecidas en la capital de Santa Fe. Pude ubicar algunas tumbas clandestinas donde enterraron a los desaparecidos, pero no todas las tumbas. Sigo esperando que las cortes hagan uso de esta información para que podamos localizar los cuerpos de los desaparecidos que siguen faltando, lo que les proporcionaría paz a los familiares de las victimas.

Qué acciones legales has tomado en tu caso y cómo afectaron las leyes de amnistía el juicio?

Cuando terminé mi investigación me di cuenta de que no podía llevar mi caso ante los tribunals argentinos porque era el año 1997-98. Entonces llevé el caso a España y lo presenté ante el juez internacional Baltasar Garzón. Garzón dijo que era una de las investigaciones más importantes de la dictadura militar en Argentina. Es increíble que yo haya hecho la investigación sola, mientras trabajaba como arquitecta y siendo una de las víctimas, fue muy doloroso. Es obvio que si yo pude hacerla por mi cuenta, ¿cómo no iban a poder hacerla los tribunales? No la hicieron porque no les importaba, no porque no pudieran. En 1998, las cortes españolas pidieron la extradición de los responsables de las detenciones y desapariciones. En julio 2001, volvieron a pedir la extradición y seis sospechosos fueron detenidos. El día que la jueza federal Gabriela Cavallo iba a fallar a favor de su extradición, el presidente Fernando De la Rúa firmó un decreto que liberaba a los seis. Las cortes argentinas se vieron entonces obligadas a llevar a cabo su propio juicio. No fue hasta 2005 que el caso comenzó a progresar, gracias a un documental sobre mi caso cuyo estreno transmitió la televisión nacional. Ahí si los detuvieron. Sería interesante que los supuestos represores y torturadores llegaran a juicio antes de abril 2007. Después de esta fecha, los que enfrentan cargos tienen la posibilidad de ser liberados. Lo último que ha ocurrido es que han intentado remplazar al juez que lleva mi caso. ¿Cómo puede haber sido retrasado tanto tiempo este caso? Lo yo que necesito como víctima y como ciudadana es que se haga un juicio.

MT: ¿Qué conexión ves entre lo que pasó en Argentina con otras partes del mundo donde el gobierno ha cometido violaciones a los derechos humanos?

PI: La represión durante la dictadura era parte de un plan concreto. Muchos de los ex militares argentinos fueron entrenados en la Escuela de las Américas. En mi caso Juan Marcelini, Jefe de Inteligencia de la Provincia de Santa Fe, se había graduado en la Escuela de las Américas. Ahora está detrás de rejas. Lo que yo viví en carne propia es fruto de lo que enseñan en la Escuela de las Américas y sus manuales.

La lista de violaciones a los derechos humanos de Argentina es larga y grave. Las violaciones son la consecuencia de un determinado entrenamiento y dicho entrenamiento se sustenta en una ideología. Cuando ves los métodos de tortura utilizados en la prisión de Abu Ghraib que es administrada por los EEUU, ves que los mismos métodos se utilizaron en Argentina hace 30 años. No es una coincidencia que 30 años más tarde se usen las mismas técnicas de tortura.

MT: ¿Qué esperanzas tienes de obtener justicia después de que la Corte Suprema dictaminó que las leyes de amnistía a los militares eran inconstitucionales?

PI: Esta gente (los acusados) es clave para el caso, porque fueron ellos quienes estuvieron en contacto directo con las víctimas; quienes utilizaron las técnicas de tortura sobre nuestros cuerpos. Mi historia es sólo un ejemplo de lo que le sucedió a otras 30.000 personas, con la diferencia de que yo sigo viva. Esta es una lucha por obtener justicia que he llevado a cabo por hace más de 30 años. Hace casi 10 años que terminé de documentar el caso, y ocho desde que lo presenté ante las cortes internacionales.

La justicia que llega tarde es mejor que una que no llega nunca. La derogación de las leyes de amnistía es algo bueno. Lo que yo quisiera es que los tribunals que inculpan a los ex funcionarios militares se preocuparan de buscar la verdad, que sean capaces de mirar bajo la superficie y explicar lo que ocurrió y por qué ocurrió. ¿Por qué decidió el Estado secuestrar, matar y ocultar los cuerpos de 30.000 de sus ciudadanos? Lo que el pueblo argentino necesita es justicia.

Anexo: Una lista de quienes están en prisión con cargos formulados en su contra: El “Pollo” Héctor Romeo Colombini, Eduardo Ramos, Mario José Fasino, María Eva Aevis, Víctor Hermes Brusa y Juan Marcelini (tres más han sido arrestados gracias a la documentación presentada por Patricia.) Marie Trigona es una escritora y traductora radicada en Buenos Aires que forma parte del Grupo Alavío. Puede dirigirse a ella a la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesitas tener Javascript activado para poder verla . Para más información sobre derechos humanos en la Argentina, consulte: www.agoratv.org

Hits: 32725
Comments (1)Add Comment
Hello!
written by kay, December 09, 2010
You are a dumb ass jealous michigan fan. He should not be suspended. In case you forgot the elbow is manny harris's only move, so if u want to suspend someone you should suspend him. Lucas is a baller and u of m sucks so just deal with it and go blow.http://www.good4shopper.com/hamilton-watches.html
report abuse
vote down
vote up
Votes: -1

Write comment
smaller | bigger

security code
Write the displayed characters


busy
 
< Anterior
Featured Article
  • Pause
  • Previous
  • Next
1/7
Download the Fall 2015 Issue Click here  for a high resolution version of ¡Presente! suitable for printing (slow download).

For a faster download use this link

If you want ro receive a paper copy of ¡Presente! in the mail subscribe here.


Image
Leer más...
 
La Violencia
Image Update from Honduras

“I want to see justice for the assassination of my son. I don’t want there to be any more blood of Hondurans in the streets. But how will the murders stop if there is no justice? Without justice, they aren’t afraid to keep murdering young people....”

Las Américas
Stop the Racist Terror: State Sponsored Violence at Home and Abroad In our work to close the School of the Americas (SOA) and to change oppressive US foreign policy, SOA Watch recognizes the SOA as part of a tradition and system of white supremacy.
 
Alto a la Impunidad
International Human Rights Encuentro in Bajo Aguán, Honduras

fathermila.jpgInterview with Father Fausto Mila in Honduras

SOA Watch participated in the International Human Rights Encuentro in Honduras in February 2012. Laura Jung spoke with Father Fausto Milla, a religious leader in the Honduran movement who has been persecuted by the State of Honduras.  

Organiza
For 25 Years the SOA Watch Movement has been on a Journey A journey to live into the radical hope that marked the lives of  14-year-old Celina Ramos, her mother Elba, and Jesuit priest dissidents Ignacio Ellacuría, S.J., Ignacio Martín-Baró, S.J., Segundo Montes, S.J., Juan Ramón Moreno, S.J., Joaquín López y López, S.J., Amando López, SJ.
 
Acción Directa
Moving the 2016 November Vigil to the Border? The 2015 Vigil is still going to take place at the gates of Fort Benning, Georgia, but there are discussions within the SOA Watch movement to move the 2016 vigil to the militarized U.S./Mexico border. What do you think?
Legislación
Image H.R. 2989 - The Latin America Military Training Review Act of 2013

H.R. 2989, the Latin America Military Training Review Act of 2013 renews the legislative efforts against the notorious U.S. military training institute, formerly known as the School of the Americas.

 
Proyecto Latinoamericano
SOA Watch Chile Declassified List with Names of WHINSEC Graduates

By Pablo Ruiz, Equipo Latinoamericano of SOA Watch
 
SOAW Chile achieved an important victory; to declassify the names of over 760 Chilean soldiers who took courses at the School of the Americas/WHINSEC during the past decade.

School of the Americas Watch Chile, with the participation of other human rights organizations (La Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, La Comisión Ética Contra la Tortura, La Comunidad Ecuménica Martín Luther King, La Corporación 3 y 4 Álamos and La Juventud Guevarista) used Chile’s “Transparency Law” to achieve a first victory in their home country.

The Defense Ministry, the Chilean Army, Navy, and Air Force handed over lists that include first and last names, dates, and courses attended by Chilean military personnel at SOA/WHINSEC between 2001-2015.

The declassified materials also mention the names of “invited instructors” who assisted the military school in Georgia as well as those of other high-ranking Chilean officials who are part of the WHINSEC leadership. Additionally noteworthy about the response by the military is the mention of WHINSEC personnel that travelled to Chile to instruct the “Personal Development Course for Cadets” at the Chilean Escuela  Militar. Nonetheless, what is left out is the “Combined Operations Course 2012,” held at the Academia de Guerra and organized by the Joint Chiefs of Staff (Estado Mayor Conjunto ) together with the mobile team of WHINSEC.

Although the information is incomplete, the declassification still represents an important step since one of the characteristics of the SOAW movement is to monitor the behavior of the troops that receive training at the military base and for that purpose it is indispensable to know, who its graduates are.

Despite the Army not revealing the identities of Escuela Militar students and of some other officials, using the argument that this is “legally secret information,” it is an important accomplishment in the fight for more transparency and for continuing with the to demand to stop sending Chilean soldiers to the School of the Americas.

SOA graduates participated in the assassination of the singer songwriter Víctor Jara, in the car bomb attack, carried out in the middle of Washington, DC, that killed  Orlando Letelier and Ronnie Moffitt, and in the death of union leader Tucapel Jiménez; among hundreds of other cases that involved soldiers who received training in the US.

The fight for accountability in the US

It is important to remember that the lists with names of Latin American soldiers who trained at the SOA/WHINSEC after 2005 are classified and secret information in the US.
Prior to that year, from 1946-2004, the names had been declassified. This allowed SOA Watch to know that a significant number of soldiers, who committed human rights abuses, had been trained in counterinsurgency methods in the US; including courses that suggested “to use torture, blackmail, extortion and reward payments for murdered enemies.”

In April 2013, Judge Phyllis J. Hamilton from the District of Northern California, responded favorably to a Freedom of Information request presented by SOAW activists Theresa Cameranesi and Judith Liteky, demanding the declassification of the names of all Latin American soldiers who received training at the so-called “School of the Assassins.”

Judge Hamilton reminded in her verdict that the Freedom of Information Act is meant to “assure a well-informed citizenry, a fundamental  thing for making a democratic society work and necessary to stop acts of corruption as well as to hold the governing body accountable to the governed.” Her verdict was immediately appealed by the lawyers of the US government and the trail continues to this day. 

Contra la Opresión
Image Looking Back to Move Ahead I was asked to write a piece about people of color organizing to attend the 2009 SOA Watch vigil and about our plans for 2010. I believe everything happens for a reason.
 
Artistas
Ron Teska Ron Teska, a stone carver and organizer from Wind Ridge, Pennsylvania worked on this piece of art throughout the November Vigil weekend in Georgia.
 
Advertisement
 
  • SOAWLatina.org
    SOAW Latinoamericana
     
  • SOAW.org
    SOA Watch webpage
     
  • Submissions
     Presente is always looking for drawings and cartoons for its print edition. Please send us your artwork.

    Due to the space constraints, we usually solicit articles on specific topics, but we also encourage activists to submit queries.

    For more information, go to Submissions.

Video

 

Citas

Walk the street with us into history. Get off the sidewalk.

- Dolores Huerta
 

Buscar

Book Tip

Clare Hanrahan's book cover
 

Syndicate

Connect

flickr  facebook MySpace twitter YouTube

Reviews

On the Line

On the Line  

A challenging new documentary has quickly become one of the widest-reaching films to encapsulate the history of the SOA Watch movement.

Taxi to the Dark SideTaxi to the Dark Side

An in-depth look at the torture practices of the United States in Afghanistan, Iraq and Guantanamo Bay, focusing on an innocent taxi driver in Afghanistan who was tortured and killed in 2002.

MORE REVIEWS...

Encuesta

Which part of the campaign to close the SOA are you most interested in?
 

Who's Online

Hay 9 invitados en línea

Distribuya

Newspaper Delivery

Publicidad

Publicidad

Contribuya

Contribuya

Contáctenos

Contáctenos